Tener sexo con alguien del trabajo es cada vez más frecuente

ligar en el trabajo

No cabe duda de que el sexo es uno de los mayores placeres de la vida. Tener sexo con tu pareja es una de las mejores cosas que puedes hacer en tu día a día. Sin embargo cuando no tienes pareja estable, la cosa se complica, ya que tu instinto hace que tengas ganas de sexo en cualquier momento. Es por eso que muchas veces nos vemos obligados a conocer gente nueva con la intención de mantener relaciones sexuales en lugares como discotecas, parques o diversas zonas de ocio. Sin embargo, muchas veces no tenemos en cuenta que nuestra pareja sexual puede estar más cerca de lo que nosotros pensábamos en principio. Y es que hay ocasiones en las que podemos tener sexo con nuestros compañeros de trabajo, algo que puede ser muy morboso y beneficioso pero que también puede entrañar muchos peligros. Es por eso que a continuación veremos cuáles son los peligros de mantener sexo con alguien del trabajo y como debemos llevar esa situación.

¿Se debe tener sexo con alguien del trabajo?

Aunque siempre hemos creído que el lugar de trabajo ha sido territorio neutral conforme a las relaciones sexuales y a las relaciones amorosas, lo cierto es que se trata de uno de los lugares donde existen más hormonas sueltas pululando por el aire. Y es que no cabe duda que tener sexo con un compañero de trabajo es una de las cosas más morbosas que existen a la hora de tener relaciones sexuales.

Ante la pregunta de si se debe o no mantener sexo con un compañero de trabajo, la respuesta es muy sencilla, y es que esto solo puede ocurrir cuando ambos tienen claros sus sentimientos y lo que quieren el uno del otro. Eso sí, sea cuál sea los sentimientos y las intenciones de cada uno, hay que tener en cuenta que el lugar de trabajo es un lugar respetable, y por tanto se debe mantener las distancias entre uno y otro. De esta forma, es necesario que mantengamos, al menos en principio, el sexo con nuestro compañero de trabajo como un secreto entre los dos, algo que sólo podemos saber nosotros dos.

No cabe duda de que el sexo con un compañero de trabajo es algo muy común. Y es que cuando pasas tanto tiempo con alguien en una misma oficina, las chispas no dejan de saltar. Así podemos aprovechar cualquier momento de descanso en el trabajo para mantener sexo con nuestro compañero de trabajo.
Eso sí, se debe tener en cuenta que los lugares para mantener este tipo de relaciones sexuales en el trabajo deben estar totalmente escondidos para que nadie nos encuentre. A este respecto, podemos mantener sexo con nuestro compañero de trabajo en lugares como un sofá y un escritorio en nuestra oficina, el ascensor, la cafetería, los baños o el cuarto de limpieza, que sin duda es uno de los lugares más utilizados a este respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *