Qué debemos hacer si tenemos sexo con alguien del trabajo

sexo en el trabajo

Cuándo tenemos sexo con un compañero de trabajo, es necesario que sepamos llevar la situación correctamente. Y es que de no ser así, la situación se puede desbordar de tal forma, que puede ser perjudicial para ambos en nuestro puesto de trabajo.

De esta manera podemos ver que una de las grandes ventajas de mantener sexo con tu compañero de trabajo, es el hecho de que llegarás más contento o contenta a trabajar durante las mañanas, ya que será cuando verás a esa persona que te pone a tono. Otra de las ventajas de tener sexo con tu compañero de trabajo es sin duda el beneficio que conlleva a la hora de tener algo mejor para tu salud, ya que proporcionará una mayor alegría a tus días.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta el hecho de que tener sexo con tu compañero de trabajo puede conllevar algunas desventajas. Entre ellas, se encuentra el hecho, de que alguno de los dos no sepas llevar la situación correctamente. Y es que para mantener una relación sexual con un compañero de trabajo en horario de oficina, es necesario que ambos tengan la madurez suficiente para llevar a cabo y adelante esta situación.

Tener sexo con un compañero de trabajo puede afectar a nuestra relación laboral. Es por eso que sobre todo cuando te encuentras trabajando con esa persona en el mismo equipo y sobre todo si se trata de un cargo superior en tu misma empresa, es necesario que ambos tengáis la cordura necesaria y la valentía para afrontar la situación con la mayor madurez posible.
Es posible que el sexo con tu compañero de trabajo haya sido solo cosa de una noche de fiesta entre ambos. Es muy común que existan en este tipo de situaciones, sobre todo en las fiestas de empresa de Navidad o en comidas de empresa, por lo que si te ves en esta situación tienes que saber afrontarlo con la cabeza bien fría. En situaciones como ésta pueden pasar varias cosas.

Una de ellas es que los dos podáis entrar es hablar tranquilamente de la situación y del tema para poder poneros de acuerdo sobre lo que queréis o no queréis contar. De esta forma todo esto no afectará a vuestra relación en el estricto mundo laboral. También puede ocurrir, sobre todo si se ha tratado de una relación sexual en una noche de fiesta, que ninguno de los dos os acordéis totalmente de lo sucedido, por lo que podáis sentir vergüenza al veros a la mañana siguiente en la oficina. En caso de que se de esta situación, no debes preocuparte, ya que con el tiempo ambos se os olvidara o podéis hablar de lo sucedido tranquilamente para llegar a algún tipo de acuerdo.

No cabe ninguna duda de que el sexo con tu compañero de trabajo puede ser algo ideal para salir de la rutina y para entrar en la oficina con mejor humor incluso un lunes por la mañana. Eso sí, antes de hacerlo, piensa bien en las consecuencias que esto puede tener en tu puesto de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *